domingo, 25 de septiembre de 2016

Ortodoxos y católicos alcanzan un acuerdo histórico sobre el primado del Papa

En Chieti (Italia), pasos importantes hacia la unidad tras una división milenaria
Y de pasada… Una reunión histórica


Ary Waldir Ramos Díaz, aletleia
La Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa rusa luego de una división milenaria comienzan a dar pasos importantes en un tema duro. Parece que atrás queda la inmovilidad que está detrás de la máxima irónica de “dejar a los teólogos en una isla” para resolver temas dogmáticos, mientras el Papa se abraza con Bartolomé I y firma una declaración conjunta con el patriarca Kirill de Moscú.

A través de un comunicado de la parte rusa, la Comisión mixta internacional para el diálogo teológico entre la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa reunida en Chieti Italia hasta este jueves 22 de septiembre, informó de un acuerdo para la aceptación del documento Hacia una comprensión común de la sinodalidad y del primado al servicio de la unidad de la Iglesia.

Precisamente, la novedad está en el pacto alcanzado casi a la unanimidad. De esta manera, se llega a un acuerdo sobre la definición compartida del principio del primado.

En los primeros siglos, entre altos y bajos, el obispo de Roma era reconocido por la Iglesia de Oriente y Occidente como primus, debido a que era el titular de la primera sede, o sea la Iglesia de Roma.
El documento es un paso adelante aunque no vinculante, pero en esta ocasión la Iglesia ortodoxa rusa no se ha levantado de la mesa del diálogo como había ocurrido en la sesión de Rávena, Italia, en 2007. Los observadores consideraban “crítico” el momento además por los precedentes de incomunicación dentro de la ortodoxia.

Uniatismo, piedra en el zapato del diálogo
Luego de la conclusión de la XIV Sesión plenaria, el departamento sinodal para las relaciones eclesiásticas externas del patriarcado de Moscú ha dado la noticia, pero también advierte que aún existe un problema con el tema de las secuelas del uniatismo,es decir, el tema de los católicos griegos ucranianos con rito oriental que son fieles al Papa.

La Iglesia rusa puntualizó: “será difícil seguir adelante con el diálogo si no se resuelve la cuestión de las consecuencias eclesiológicas y canónicas del uniatismo”.

El documento es producto de un documento borrador que tuvo dos procesos de realización anteriores: la Sesión realizada en Amán en el año 2014 y la reunión del Comité en Roma en 2015. En Chieti se trabajó con ese borrador.

Según Moscú, el Comité, que incluye la presentación de 14 Iglesia ortodoxas y autocéfalas, ha llegado a un acuerdo en el tema del primado y la sinodalidad.

Sólo la Iglesia georgiana manifestó su desacuerdo con algunos párrafos específicos, esto se reflejará en algunas notas del documento.

Sin embargo, se trata de un paso adelante en el diálogo entre las Iglesias de oriente y occidente. A pesar de la posición de la Iglesia de Georgia, la Iglesia ortodoxa rusa adoptó el documento final.

El patriarcado de Moscú espera que en la próxima Sesión plenaria, que se realizará en 2017, se resuelva el ‘uniatismo’.

El metropolita Hilarión, jefe de la delegación ortodoxa rusa, sostuvo que no aceptaba la posición de la Iglesia católica griega de  Ucrania y la tachó de “inaceptable” desde la perspectiva de la “ética cristiana”.

El también ministro de Relaciones Exteriores alzó la voz contra el arzobispo mayor de Kiev, Sviatoslav Shevchuk, por sus declaraciones anti-rusas. Hilarión sostiene que Shevchuk está soplando sobre el fuego de la desconfianza que aleja a católicos y ortodoxos y es obstáculo del diálogo presente y futuro.

La Comisión mixta ha sido presidida por el cardenal Kurt Koch, presidente del consejo pontificio para la promoción de la unidad de los cristianos, y por el arzobispo de Telmessos Iob (Getcha), del patriarcado ecuménico.

Ahora, hay que esperar la publicación del documento completo por parte de ambas partes.

Un obrero italiano cuenta cómo el padre Amorth le libró del diablo

“Después de seis años terribles he salido de la pesadilla” dijo hombre
que hablaba inglés sin saberlo y era agredido físicamente por entidad diabólica
Un obrero italiano cuenta cómo el padre Amorth le libró del diablo

Ary Waldir Ramos Díaz, aleteia
“Cerca de los lugares sagrados, o durante la oración, ya no era yo mismo. A menudo en la noche me despertaba con arañazos en la piel. No me los hacía solo, sin embargo, estaban ahí.

Pero uno de los signos más inexplicables ocurridos durante los primeros exorcismos, mientras Amorth hizo su oración estaba hablando en inglés. Decía cosas sensatas en ese idioma”, cuenta Alberto al diario italiano La Repubblica en una entrevista publicada el domingo 18 de septiembre.

En los diarios italianos, en estos días, se publican varios testimonios de los ‘ex endemoniados’ que recuerdan la obra del sacerdote Gabriele Amorth, exorcista de fama internacional de la diócesis de Roma, quien falleció a los 91 años por complicaciones pulmonares en la noche del viernes 16 septiembre 2016.

Alberto, nombre inventado para proteger su privacidad, es un obrero del norte de Italia que aceptó relatar su historia a Pablo Rodari. “Después de seis años terribles he salido de la pesadilla”, dijo al referir sobre su encuentro con el sacerdote-exorcista fallecido hace poco.

Hablar inglés no es tan extraño. “Oh, sí. No sabía inglés. Nunca tuve la oportunidad de estudiarlo. Sin embargo, bajo el exorcismo estaba hablándolo, insultaba a Amorth, a la Iglesia, a Dios, a la Virgen”.

Alberto pidió ayuda al padre Amorth después de haber probado el ocultismo y el esoterismo. Participó en varios ritos luego de aceptar el consejo de una amiga. “Me di cuenta sólo después de hacerlo de que me abrió la puerta a una realidad sobrenatural que, de hecho, invadió mi vida y mi cuerpo”.

En el primer encuentro, el hombre recuerda que mientras el sacerdote rezaba una simple letanía en latín su cuerpo reaccionó y entró en trance, lo cual se reveló como el primer signo de una posible posesión.

Asimismo, comentó que en los primeros meses realizó varias visitas médicas. Padre Amorth quería estar seguro que no fuera un trastorno físico. No obstante, la medicina no dio respuesta a sus ‘sufrimientos’ y fue declarado ‘aparentemente sano’.

Los exorcismos – explica- transcurrieron en un clima de gran serenidad durante seis años.

“Amorth me dio la bienvenida en una habitación al lado de una iglesia. Con él se convocó a algunas personas allí para ayudarlo. Oraron durante el exorcismo, y ellos me mantuvieron inmóvil cuando sufrí un arrebato. Todo el mundo fue muy amable. Incluso Amorth siempre bajaba la tensión con una broma”.

El hombre comentó que ganó mucha serenidad, pero a pocos días necesitaba otra sesión de oración.

La liberación llegó después de seis años luego de un cambio profundo de estilo de vida. “Amorth me pidió que empezara una vida diferente, hecha de oración y ayuno. Acepté. Fueron años en los que poco a poco me acerqué a la fe”.

“Un día fui para otro exorcismo. Él comenzó a orar y no tenía ninguna reacción”. Entonces, padre Amorth – rememora Alberto- le dijo que era libre. “Pero recuerde. Tiene que seguir con esta vida; si no, todo lo que estaba volverá”.

El 27 de mayo de 2015, en una entrevista de Marchese Regona en el diario italiano Il Giornale.it, el Padre Amorth decía haber practicado más de 70.000 exorcismos.

A continuación, algunas de las frases de padre Amorth sobre el demonio y la acción demoníaca

  1. Satanás es el tentador desde el principio de los tiempos.
“Satanás es el tentador desde el principio y es monótono – me lo confirmó- usa el mismo método para tentar al hombre que es libre, pero usa sus debilidades. La acción ordinaria es tentar y la extraordinaria, y muy rara, es la posesión diabólica”, dijo Amorth -que fue hasta su muerte presidente emérito de la Asociación Internacional de los Exorcistas, creada por el mismo bajo el auspicio vaticano- el 15 de febrero de 2013 en el programa Vade Retro, conducido por el periodista David Murgia, TV 2000.

  1. El diablo es una persona, no una simple representación del mal.
“Satanás quiere que no hablemos de él, se esconde. El diablo es una persona. No es solo una mera representación del mal”, dijo Amorth aTV2000.
También en su libro El último exorcista, el P. Amorth explicó que “no debemos olvidar que el diablo es mentiroso; por eso hay que relativizar y, si es posible, comprobar sus respuestas”.
“Hay que comprobarlo todo, especialmente un dato fundamental: el origen de la vejación o posesión, quién es el autor del maleficio. Hay que comprobarlo, porque el demonio pretende sembrar odios y rencores, y puede decir que ha sido la suegra, la hermana, la prima o la tía, y luego se descubre que no es cierto”, aseguró.

  1. El diablo teme a la Virgen
“El diablo tiene miedo de la Virgen, porque es una criatura nacida sin pecado, humilde y obediente a Dios desde siempre”, dijo Amorth aTV2000.
“Una vez le pregunté al diablo: ¿Pero por qué te sobresaltas más cuando invoco a la Virgen María que cuando invoco a Jesús?’ Y su respuesta: ‘Porque me humilla más ser derrotado por una criatura humana que ser derrotado por Él (Jesús)”.
  1. “El Estado Islámico (ISIS) está dirigido por Satanás
 “Donde hay mal pequeño o grande, hay está siempre el demonio que sugiere […] Ciertamente el ISIS, yo estoy convencido, donde hay guerra y destrucción está siempre el diablo que detrás ríe. Dios no lo permitiría jamás, Dios quiere solamente cosas buenas. Y esta gente (del ISIS) puede también disparar al Papa sin problemas…”, reveló el sacerdote paulino a Fabio Marchese Regona del diario Il giornale.it el pasado 27 de mayo de 2015.

  1. El diablo odia la Iglesia católica y adora las sectas
 El sacerdote paulino, en el libro El último exorcista, asegura que las sectas son usadas por el demonio para sus fines.
“Cuando se hace un pacto a traición con Satanás, el mismo demonio reconoce que la única religión verdadera es la cristiana católica, fiel al Papa, y por eso las sectas luchan contra ella. Toleran a duras penas las otras religiones cristianas, mientras que apoyan el budismo y el mahometanismo [sic], por ser religiones falsas.
Las sectas suelen ocultarse bajo nombres y objetivos falsos, casi siempre como terapias alternativas a la medicina tradicional”.


  1. Contra el demonio fe, oración y ayuno
En un video del 17 de abril de 2015 dirigido a los exorcistas, recordó: “No valemos ni un centésimo si no creemos en Jesús”,  les indicó que “la oración y la confesión”, son instrumentos irrenunciables para un ‘limpio servidor de Jesús”. Por último, invitaba al ayuno para preparar el cuerpo a las privaciones que, en cambio, puede usar el diablo para tentar.

  1. La oración de Padre Amorth para que cada uno combata el diablo
El Señor, afirma Amorth, concede a los exorcistas y a los bautizados “toda la gracia para poder enfrentar y superar al diablo.
En el libro Dios es más bello que el diablo (ed. San Pablo), asegura que a las amenazas del diablo, cada uno puede responder: “Estoy envuelto en el manto de la Virgen, ¿qué puedes hacerme? Tengo de mi parte al arcángel san Miguel, intenta luchar contra él. Tengo a mi ángel de la guarda que vigila para que no sea tocado; tú no puedes hacer nada”.

Más de 400.000 personas salen a la calle en México para oponerse a la Ideología de Género


Más de 400.000 personas salen a la calle en México para oponerse a la Ideología de Género



Desde el mediodía de este sábado 24 de septiembre, más de 400 mil personas de todo el país participaron en la multitudinaria Marcha por la Familia realizada en Ciudad de México.

En medio de un ambiente de fiesta y vestidos de blanco, la multitud marchó desde el Auditorio Nacional hasta el Ángel de la Independencia, donde los asistentes oyeron un importante manifiesto por la familia de 10 puntos.

Entre los principales pedidos del Frente Nacional por la Familia, organizador de la marcha, están la protección de la familia constituida sobre el matrimonio formado por un hombre y una mujer, el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones, y el rechazo a la imposición de la ideología de género por parte del gobierno.

El pueblo mexicano se moviliza para evitar que el Presidente Peña Nieto i
mponga la Ideología de Género en la sociedad

Fueron en total poco más de tres horas de una manifestación alegre, en la que no faltaron las conocidas “porras”, como la dirigida al mandatario Enrique Peña Nieto, a quien le dijeron: “presidente, presidente, no somos uno, no somos 10, cuéntenos bien”.

Otro grupo de participantes cantaba por su parte “a ti que estás mirando, te estamos invitando, también por tu familia, estamos apoyando”.

Los cientos de miles de asistentes también pudieron escuchar unas breves palabras de dos familias participantes, en las que resaltaron la importancia de que la sociedad y el estado garanticen la protección y promoción de la institución familiar.

Unos políticos por el bien común
En declaraciones a la prensa, Consuelo Mendoza, de la Unión Nacional de Padres de Familia que hace parte del Frente organizador de la marcha, señaló que los participantes “queremos un México mejor donde las autoridades representen bien los intereses reales de los mexicanos”.

Miles de mexicanos en contra de la imposición de la ideología del LGTBI

Sobre su postura respecto al colectivo lésbico gay, la lideresa dijo que “siempre he hablado con muchísimo respeto por su dignidad, por las decisiones de vida y sus preferencias. Esto no los excluye como mexicanos. Lo que pedimos es el respeto a la familia natural”.

“El gobierno y la ciudadanía está viviendo un despertar. México siempre se ha distinguido por el valor impresionante por la familia (...) Lo demostramos el 10 de septiembre y lo volvemos a demostrar ahora”, agregó.

Saldremos las veces que sea necesario a las calles”, precisó luego.

Por su parte, Juan Dabdoub Giacoman, Presidente del Consejo Mexicano de la Familia, que también integra el Frente que organizó la marcha, recordó que en febrero de este año se presentó una iniciativa a favor de la familia con más de 200 mil firmas que “se ignoró olímpicamente”.


“Luego el presidente (Peña Nieto), contrario a lo que la ciudadanía está pidiendo, hace algo distinto y se ve esta reacción impresionante” con la Marcha por la Familia.

Denunció además que la institución que vela por la no discriminación en México, la Conapred, “parece un apéndice de la comunidad gay” ya que está “concentrada en ella y no voltea a ver a las familias”.

“Estamos dispuestos a conversar con los ministros (jueces de la Corte Suprema) de manera abierta”, dijo Dabdoub, y explicó que también están abiertos al diálogo con el colectivo gay: “si nos acercamos, se puede encontrar caminos para proteger lo que ellos piden y proteger a las familias, sin que nos veamos invadidos con esta ideología que trata de imponer el presidente”.

De otro lado, Fernando Guzmán Pérez Peláez, Vicepresidente de Confamilia, precisó que Peña Nieto “se equivocó con su iniciativa, lo hizo por sus convicciones personales, sin consultar al pueblo mexicano”.

“Que se abran las puertas de los Pinos (la residencia presidencial) para que el Frente pueda plantear ante el presidente sus argumentos y nuestros hijos no sean educados en la ideología de género”, solicitó.

Guzmán explicó que “no hay discriminación cuando se dice que el matrimonio es entre un hombre y una mujer. El Tribunal de Estrasburgo, el más importante de derechos humanos en el mundo, lo ha resaltado en sus sentencias”.

El líder pro familia también comentó que a esta marcha asistieron personas de distintos lugares de México como Chihuahua, Mérida, Zamora, Mazatlán, Jalisco, Sonora, entre muchos otros, y todos han sido “mexicanos alegres que han participado en forma pacífica”.

La Santa Misa contada eh Historietas 15





   15. El Peso y la Fuerza de un Saludo
(Inicio y Saludo)

Sucedió durante la segunda guerra mundial. Los hospitales ya nos sabían dónde dejar a los heridos. Sufrimiento y dolor sobreabundaban. En un gran hospital estaban trabajando unas religiosas. Desde la mañana temprano hasta altas horas de la noche gastaban sus fuerzas en favor de sus "muchachos", siempre con paciencia, siempre cariñosas. Sólo con el médico en jefe no había cómo entenderse. Era un "nazi" al cien por ciento, ciegamente entusiasmado por Hitler "el Führer", quisquilloso y exigente también en las cosas secundarias, sin tener consideración con los heridos y enfermos. Su preocupación predilecta consistía en exigir el saludo nazi "Heil Hitler" con el brazo y la mano extendido, también de aquellos que apenas podían moverse. Esperaba esto ante todo del personal del hospital. 

Cada mañana, cuando la madre Paula entró a la gran sala del hospital, con toda la prisa que siempre llevaba, se quedó un momento quieta en el centro de la sala. Solía hacer una gran señal de la cruz y decía: "Alabado sea Jesucristo muchachos. ¡Que Dios los bendiga también el día de hoy." 

Para todos era como un saludo de casa. El joven teniente, del cual se sabía que había dirigido un grupo de jóvenes católicos solía decir: "Esta es la mejor manera de comenzar el día". Su vecino, hijo de un pastor protestante pensaba: "Mi padre diría una frase bíblica". El tercero en la fila, atormentados por terribles dolores, murmuraba: "Esto es lo único que me da fuerzas". Y esto a pesar del hecho que por años no había pisado la Iglesia.

La sorprendió el médico en jefe. Le gritó a la religiosa: "¿Por qué no hace el saludo 'Heil Hitler'? Ya la he amonestado varias veces. Esto se acabó. Venga a mi oficina". 

En su oficina el potentado le habló airadamente. Decía que estaba corrompiendo el espíritu de los soldados. Luego llamó aa guardia e hizo que la llevaran presa. Unos días más tarde fueron despedidas también las demás religiosas. En su lugar vinieron enfermeros. Se escuchaba de la religiosa prisionera: "La han llevado a un campo de concentración". Todos sabían que esto era la muerte segura. Los soldados seguían recordando el saludo de tanta consecuencia para la religiosa. A los heridos les había dado fuerza para el día. Era como un rayo de luz en la oscuridad. En la reacción del mal se veía claramente la importancia de este saludo. El poder del mal le tenía miedo. Por eso lo aplastó. 

Después de la señal de la cruz y la invocación de la Santísima Trinidad la Santa Misa comienza con un saludo: "El Señor esté con vosotros". Así habla el sacerdote a la comunidad reunida.

Uno como escucha el saludo del ángel a María: "El Señor está contigo". Uno siente el parentesco de estas palabras con el saludo de María a Israel, la madre de Juan Bautista. Con el saludo del ángel comenzó la venida del Redentor. Con el saludo de María comenzó para primera acción salvadora del Señor para con Juan Bautista. - Así se comienza al inicio de la Misa con el saludo; es la venida del redentor en la Eucaristía. El saludo da apertura para que el Salvador pueda actuar en nosotros.

Si traducimos del latín el saludo del ángel "Dominus tecum", decimos enseguida: "El Señor está contigo". Según esto tendríamos que traducir el mismo sentido al saludo al comienzo de la Misa: "El Señor está con vosotros". El saludo constata: "El Señor está ahora con vosotros". Quizás habéis venido desde una lejanía de Dios. Al comenzar ahora la Misa el Señor está con vosotros. Se sacrifica por vosotros y os invita a su Mesa. Él está con nosotros. No quisiéramos estar separados de Él nunca más. Puede que este saludo nos acarrea la ira del maligno. Sin embargo, el Señor está con nosotros. 

El obispo, al celebrar la Misa, utiliza el saludo del Resucitado. El sacerdote puede utilizar formulas que contienen palabras sacadas de las cartas del Apóstol San Pablo. Pero no se prevé el saludo: "Buenos días". Es que el saludo corresponde al momento que vivimos. Cuando alguien llega no le decimos: "Hasta la vista". El saludo es como un título. No se puede poner una etiqueta equivocada. La celebración de la Misa no es una celebración rutinaria del día sino es un culto a Dios. Por eso no cuadra aquí el saludo civil. 

La Religiosa del hospital murió por el saludo. Para que Dios esté con nosotros vale la pena que arriesgar hasta lo último.
    

15 oraciones que puedes decir en apenas 10 segundos, para recuperar la paz y la confianza en Dios


15 oraciones que puedes decir en apenas 10 segundos, para recuperar la paz y la confianza en Dios



Becky Roach vive en Ohio (Estados Unidos) con su esposo y sus cinco hijos. Es la editora del portal Catholic Link en inglés, un proyecto de nueva evangelización basado en los vídeos, de gran atractivo y profundidad. Por su interés, reproducimos esta interesante reflexión de una madre trabajadora con familia numerosa, muchas veces desbordada por el día a día, que nos indica cómo pedir a Dios ayuda de forma rápida y sencilla con el objetivo de recuperar la calma y la paz...


15 oraciones que puedes decir en apenas 10 segundos
Me sucedió que en las vacaciones escolares, estuve al punto de perder la razón entre escuchar las incansables historias de mis hijos, limpiar las manchas de barro de mi hermoso piso de madera y salvar al pequeño que gritaba mientras era torturado por sus hermanos. 

Durante esos momentos me encontraba de pronto murmurando una simple oración. «Ven, Espíritu Santo». Esta era la única oración que podía decir para encontrar un poco de paz y poder corregir a mis hijos sin gritarles.

Existen ciertos momentos en la vida en los que una oración corta es lo que necesitamos para volver a mirar a Dios y recuperar ese sentido de calma.

Puede ser en una situación en la que estamos sobrepasados por el dolor, el miedo, la ansiedad o la preocupación; o  momentos en los que estamos apurados, ya sea saliendo de casa camino hacia el trabajo o mientras el profesor va entregando el examen: siempre hay unos segundos para ofrecerle una pequeña oración. Cualquiera sea la razón, Dios nos dice que importa más la intención del corazón que lo largo o extenso de nuestra oración.

«Y al orar, no charléis mucho, como los gentiles, que se figuran que por su palabrería van a ser escuchados» (Mateo 6, 7).

Es por eso que hemos preparado para ti 15 Oraciones que puedes decir en 10 segundos:
Nota: Los antiguos las llaman jaculatorias...




















¿Así es la mujer de la casa?
Resultado de imagen



jueves, 22 de septiembre de 2016

Mañana celebraremos la fiesta de San Pío de Pietrelcina

Saint Pio of Pietrelcina

Algunas de sus palabras: 
«Los ángeles solo nos tienen envidia por una cosa: ellos no pueden sufrir por Dios. Solo el sufrimiento nos permite decir con toda seguridad: Dios mío, mirad cómo os amo». Entendió perfectamente las palabras de Cristo: «Casi todos vienen a mí para que les alivie la cruz; son muy pocos los que se me acercan para que les enseñe a llevarla». Este moderno cirineo no vaciló; portó la cruz elegantemente hasta el fin de sus días, unido al Redentor, infundiendo aliento a los demás y ayudándoles a llevar la suya: «Ten por cierto que si a Dios un alma le es grata, más la pondrá a prueba. Por tanto, ¡coraje! y adelante siempre».

 «Todo se resume en esto: estoy devorado por el amor a Dios y el amor al prójimo. ¿Cómo es posible ver a Dios que se entristece ante el mal y no entristecerse de igual modo? Yo no soy capaz de algo que no sea tener y querer lo que quiere Dios». 

La última Misa del Padre Pío
El 22 de septiembre de 1968, horas antes de morir, el santo de Pietrelcina ofició misa en la iglesia de Santa María de las Gracias, ante una multitud que sabía que vivía sus últimas horas. Falleció el 23 de septiembre, cuando se conmemora su fiesta una vez canonizado.



miércoles, 21 de septiembre de 2016

La Santa Misa contada en Historietas 16




16. La Grandeza auténtica del Emperador.
(Acto penitencial)



Comienza la cuaresma del año 390. Los fieles de la ciudad episcopal de Milán acuden en tropel a la Santa Misa. No hay que olvidar que Milán en aquel entonces era el lugar de la residencia del emperador. Por eso también el emperador se pone en camino al templo. El emperador Teodosio mismo va a Misa. 

Las conversaciones de los milaneses no comentan otra cosa que de los últimos acontecimientos en Salónica (Tesalónica), la ciudad que dominaba el mediterráneo del este y el camino a Constantinopla. La población había entrado en franca rebeldía contra el emperador. Los militares dominan la situación. Pero el emperador trama venganza. Después de muchos años de caos él ha dado a su reino la unidad política y religiosa. Ha impuesto de nuevo la fe en la gloria divina de Jesús. Pero también ha crecido su orgullo y la conciencia de su poder. No soporta que haya rebeldías. Un día hace convocar a los ciudadanos de Tesalónica en el anfiteatro de la ciudad. Cuando todos están reunidos entran los militares y comienzan a matar a espada a diestra y a siniestra. Muchos, muchísimos mueren violentamente en este día.

También el obispo de Milán, Ambrosio, ha oído de los hechos nefastos y crueles. Ante Dios ha examinado su deber. Cuando entró el emperador al atrio del templo episcopal Ambrosio se le enfrenta. Le recuerda a Teodosio la matanza de los tesalonicenses. Luego le dice: "Tú no puedes entrar en la casa de Dios. Tú no puedes estar ante el altar de Dios. Tus manos están manchadas de sangre. Primero tienes que hacer penitencia como lo prescribe la Iglesia. Revestido de costal, cubiertas de ceniza debes quedarte aquí en el atrio y pedir la oración de los que entran al templo". El rostro del emperador empalidece. Los generales empuñan la espada. Los cortesanos protestan vociferando. Pero el emperador muestra su verdadera grandeza. Hace que le traigan un vestido penitencial hecho de costal. Cubre su cabeza de ceniza. Esto se repite durante todas las celebraciones de esa cuaresma. Recién el día de Pascua de Resurrección el perdón de la Iglesia lo ha admitido nuevamente a la celebración ante el altar.

Los milaneses están orgullosos de su emperador: Es un gran político y estratégico, pero lo que es más, es un cristiano de cuerpo entero. Los milaneses también están orgullosos de su obispo, San Ambrosio, que llevó al emperador a la penitencia. 

Hemos llegado al umbral de la Santa Misa. Tomaremos parte en el altar. Venimos revestidos de la dignidad de los hijos de Dios, venimos como amigos de Cristo y quizás podemos decir que hemos trabajo fielmente por Jesucristo. 

Sin embargo, el umbral tiene mucho significado. El santuario de la Iglesia nos llama al respeto y la reverencia. Recordemos que somos pecadores. En los países griegos el diácono dice al momento de la comunión: "Lo Santo para los Santos". Aunque nos hayamos esforzado honradamente, no somos santos. Tenemos que confesar "que hemos hecho el mal y omitido el bien, que hemos pecado en pensamientos, palabras, obras y omisión, por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa". Así decimos en el "yo pecador". Aunque no hayamos hecho un gran mal, siempre tenemos que confesar que hemos dejado de hacer mucho bien. Aunque, a Dios gracias, no se ha transparentado mucho mal hacia afuera, queda siempre el mundo confuso de los pensamiento, la vida egoísta centrada en el propio yo. 

Así nos quedamos en el umbral del santuario de la Santa Misa: "Confesamos que somos pobres pecadores". Sin esta penitencia, sin el cambio interior no estaríamos en la Eucaristía como verdaderos cristianos. Porque Cristo ha comenzado su anuncio reclamando: "Haced penitencia".