viernes, 2 de septiembre de 2016

¿Conoce su fe? ¿Conoce a Jesucristo?


Resultado de imagen

75. ¿Por qué los cristianos llaman «Señor» a Jesús?
«Vosotros me llamáis 'el Maestro' y 'el Señor' y decís bien, porque lo soy» (Jn 13,13) [446­-451, 455]


Los primeros cristianos hablaban con naturalidad de Jesús como el «Señor», sabiendo que en el ANTIGUO TESTAMENTO esta denominación estaba reservada para dirigirse a Dios. Mediante numerosos signos Jesús les había demostrado que él tiene poder divino sobre la naturaleza, los demonios, el pecado y la muerte. El origen divino de la misión de Jesús se reveló en la Resurrección de los muertos. Santo Tomás confiesa: «Señor mío y Dios mío» (Jn 20,28). Esto quiere decir para nosotros: si Jesús es el Señor, un cristiano no debe doblar su rodilla ante ningún otro poder.

Resultado de imagen de Jesus resucitado

76. ¿Por qué se hizo Dios hombre en Jesús?
«Por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación, bajó del cielo» (CREDO de Nicea-Constantinopla). [456-460]


En Jesucristo, Dios ha reconciliado al mundo consigo y ha liberado a los hombres de la cautividad del pecado. «Porque tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Unigénito» (Jn 3,16). En  Jesús Dios asumió nuestra carne humana mortal (ENCARNACIÓN), compartió nuestro destino terreno, nuestros sufrimientos y muerte y se hizo en todo igual a nosotros, excepto en el pecado.

 Resultado de imagen

77 ¿Qué significa que Jesucristo es a la vez verdadero Dios y verdadero hombre?
En Jesús Dios se ha hecho realmente uno de nosotros con ello nuestro hermano; pero no por ello dejó de ser a la vez Dios y por tanto nuestro Señor. El concilio de Calcedonia, del año 451, declaró que la divinidad y la humanidad están unidas entre sí en la única persona de Jesucristo "sin confusión ni división". [464-­467, 469]

La Iglesia se ha esforzado durante largo tiempo para poder expresar la relación entre divinidad y humanidad en Jesús. La divinidad y la humanidad no están enfrentadas, de modo que Jesús sólo fuera parcialmente Dios y parcialmente hombre. Como no es cierto que la naturaleza divina y la naturaleza humana se mezclen en Jesús. En Jesús Dios no ha tomado sólo en apariencia un cuerpo humano (docetismo), sino que se hizo realmente hombre. Tampoco se trata en la humanidad y en la divinidad de dos personas diferentes (nestorianismo). Finalmente, tampoco es cierto que en Jesucristo la naturaleza humana desaparezca al ser asumida en la naturaleza divina (monofisismo). Contra todas estas herejías la Iglesia ha mantenido firme la fe en que Jesucristo es, en una persona, a la vez verdadero Dios y verdadero hombre. La conocida fórmula "sin separación y sin confusión" (Concilio de Calcedonia) no pretende explicar lo que es inalcanzable a la inteligencia humana, sino que, por así decir, fija los pilares de la fe. Designa la "dirección" en la que se puede buscar el misterio de la persona de Jesús.



Resultado de imagen de Jesus resucitado
78. ¿Por qué sólo podemos comprender a Jesús como misterio?
Puesto que Jesús se adentra en el misterio
de Dios, no se le puede comprender si excluimos la realidad divina invisible. [525-530,  536]


El lado visible de Jesús nos remite al invisible. En la vida de Jesús vemos numerosas realidades que están poderosamente presentes, pero que sólo podemos comprender como misterio. Estos  misterios (Misterio) son por ejemplo la filiación divina, la Encarnación y la Resurrección de Cristo.


* El texto (pregunta y respuesta) proviene del Youcat = Catecismo para Jóvenes. Los números que aparecen después de la respuesta hacen referencia al pasaje correspondiente del Catecismo de la Iglesia Católica que desarrolla el tema aún más. Basta un clic en el número y será transferido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada